miércoles, 28 de marzo de 2007

¡Que se queden sin patria!

No sé en qué país he estado viviendo o dónde me he metido, pero no me había enterado: El País ha despedido a Hermann Tertsch, uno de sus columnistas más antiguos, moderados, y de los mejores conocedores de la realidad histórica europea, que ya es decir en este país de locos con botella.
Tertsch, al parecer, participaba en el odioso programa de Ernesto Sáenz de Buruaga en Telemadrid de vez en cuando. ¡Y qué mejor manera de combatir la mentira mediática que profundizando en la mentira mediática! ¡Qué mejor manera de no volver a la guerra civil que propagando el clima de polarización ideológica y expulsando a los que se han quedado en el medio! Pues eso ha hecho El País: expulsar a Hermann Tertsch, porque por lo visto aquí ya nadie puede decir su opinión sin ser traidor a algo, aunque nadie sepa muy bien definir qué es.
Andrés Trapiello, en un librito llamado Otra vez el ayer dijo que la guerra civil la propiciaron, hicieron y sufrieron los españoles, casi diríamos, sin exclusión. Hablaba en él de la tercera España, que tuvo muy mala prensa en todos los bandos habidos y por haber. El fascista Giménez Caballero dijo de aquellos pobres ingenuos que debían quedarse sin patria. Y así se quedaron.
Incluso sin la patria de la izquierda.

1 comentario:

Klimmt dijo...

Muchas veces critico/ amos a la derecha por hacer y decir lo que hace y dice. Pero tendríamos que ser más autocríticos. Aquí los mal expresados "traidores", no tienen cabida. Uno si es de derechas, no puede apoyar a la derecha en nada y viceversa en este pais. Esto es una pura oligarquía. Solo vale la opinión de ZP y subditos o de Rajoy (Aznar) y allegados. Todos los demás, seremos apátridas políticos forever and ever