jueves, 8 de marzo de 2007

Betito

Los populares han recuperado el lazo azul de hace... ¿quince años? Hoy, en una imagen que ha ofrecido Tele 5, salía la presidenta de la Comunidad de Madrid, conocida popularmente como Espe, junto al alcalde, al que en mi familia llamábamos Betito. El intríngulis de la imagen nos llevaba al lazo azul: ella lo llevaba puesto; él no.
Debe de ser verdad que la política es cosa de símbolos, algunos de ellos tejidos en una red sumamente intrincada. Podemos imaginar que la falta de lazo en el traje de Betito no tiene que ver con que Betito apoye al Gobierno, sino con que no apoye la deriva vocinglera del partido al que pertenece.
Humilde, simbólicamente, propongo que Betito sea reelegido alcalde. En mi patria (o sea, la vieja casa de la calle tal), Betito hacía gracia.

5 comentarios:

booMer dijo...

A mí ese hombre, no sé por qué, siempre me cayó bien. Me parece sensato y nada "broncas". Me gustaría que hubiera un Betito en cada ciudad de España, alcalde, sin mirar a qué partido está afiliado.

(y sería probablemente la única vez en toda mi existencia que votara al PP)

MadMath dijo...

Los símbolos… son inanimados. Hay símbolos creados para buenas causas utilizados para causas pervertidas y lo contrario. Los símbolos en verdad no son nada, es mas la actitud al usarlos…

Betito… nunca le votaría. No me gusta, su actitud me parece mucho mas execrable que la de ESPE, al menos ella no engaña a nadie: es una facha. Betito también, pero se lava la cara cada mañana para renovarse el maquillaje de “pepero izquierdista” que tanto le favorece, por lo que veo.

my blue eye dijo...

Le favorece, claro que le favorece. Ya se sabe, en política lo importante es complacer y la lucha política busca la complicidad de gestos y símbolos.

¿Alguien da más?

madmath dijo...

A mi los politicos simboleros como Gallardón, Villalobos o Almeida (por citar algunos de varias ideologias) me acaban por sacar de mis casillas, demasiado pendientes de simbolos y poco de ideas. PEro dado la politica ombliguista de hoy en dia, politica que solo habla de politica y no de puebolo ni de realidades ni de problemas, es lo más normal.

Politica de pelusa en ombligo y de simbolos intercambiables... en qué nos hemos convertido?. Ah, si, claro en USA.

my blue eye dijo...

Si nos hubiéramos convertido en USA, hablaríamos de Dios y de listas abiertas.

No, la realidad es que nos hemos convertido en nosotros mismos; seguimos siendo españoles. ¿Y qué es más ombliguista que hablar de ideas? Se habla de política, que es una idea de sí misma; de nación, otra idea; de recuerdo; de partidos. Habría que ver (no lo llevo claro) en cuántas democracias se sigue hablando de ideas, de todas formas (que venga alguien y lo aclare, jeje).