sábado, 12 de mayo de 2007

Und ich sprache Englisch mit Agnes Heller...

Después de todos estos días, vuelvo para decir bien poco. Por un lado, sabemos que Ségo perdió, pero que ganó a 17 millones de votantes; Sarkozy a 19. No está mal para sentir esa sana envidia del país vecino, capaz de lo peor (chauvinismo, etceterá) y de lo mejor (derechos del hombre y del ciudadano, pasión por la política, la Comuna de París, qué sé yo).
Por otro lado, me atrevo a homenajear a la dulce y enérgica Agnes Heller, que ayer dio una conferencia sobre el mal radical y la modernidad en Madrid. Sólo diré que Heller deja en bragas a Hannah Arendt, pero esto lo dejo para comentarios posteriores. En el turno de preguntas le puso la puntilla a la alemana tan respetuosa como demoledoramente. Vaya, le quitó todo el peso a una de las mejores obras de ficción del siglo XX, Eichmann en Jerusalén, que hoy disfruta de la panza llena del prestigio que en el año de su publicación (1963, si no recuerdo mal) tan injustamente se le negó.
Por lo demás, ya tengo proyecto de investigación para el verano, una vez deshecho el entuerto de la insidiosa tesis. Comparación de dos obras: Camino de servidumbre, de Hayek, frente a La gran transformación, de Polanyi. O la confrontación de liberalismo y antiliberalismo despojada de misticismo comunitario o político. A la vez, las que tal vez sean las únicas opciones políticas dignas de interés (comparativo, al menos): liberalismo y socialismo. Ya contaré más, pero quien quiera que se anime.

4 comentarios:

booMer dijo...

Ya estás pensando en filosofear más? Ayns, no tienes remedio.

Explica lo de Agnes Heller, anda.

Paul Moresby dijo...

Me gusta Hayek, pero evidentemente se equivocó al pronosticar el fracaso de la socialdemocracia y del Estado de bienestar.

Su lectura sigue siendo estimulante hoy. Espero que tu tesis sea una defensa definitiva del liberalismo y una refutación igualmente definitiva del socialismo.

Una recomendación bibliográfica para tu tesis: Juan Antonio Rivera: Menos utopía y más libertad. Tusquets, Barcelona, 2005.

Un cordial saludo,

Paul.

Klimmt dijo...

Pozí... Estoy de acuerdo en que los franceses son capaces de la Torre Eiffel, El pensador, el vino de Borgogna, Los Alpes, Paris, los quesos de toda Francia, aparte de todo lo peor que ya sabemos. Estoy con boomer en que un día nos podías hacer una pre-presentación de la tesis. Luego podría haber un "ruegos-preguntas-dudas". me encantaría. Por cierto, no sabía que Salma Hayek era tan profunda...

my blue eye dijo...

Gracias por la recomendación bibliográfica, Paul, aunque ya es tarde para incluirla en la tesis; pero la incluiré en lo que venga ahora.

La tesis es un ataque a Hannah Arendt desde una posición que tiene puntos en común tanto con el liberalismo como con la socialdemocracia, por extraño que esto parezca. Ni liberales ni socialdemócratas pueden admitir las tesis de Arendt, que en esencia es una crítica cultural alejada de la política moderna, una "filósofa con martillo". O bien no es exactamente un ataque sino eso que se llama "clarificación". Ahora voy a dedicarme a investigar la lucha entre liberalismo y socialismo, y ya veremos qué sale.

Saludos a los tres.

(Klimmt, de hecho antes de la defensa tendré que ensayar, así que ya sabes que puedes prestarte como público).