lunes, 16 de junio de 2008

Igualdad

Las mujeres somos, en realidad, como los hombres.



Si las féminas disfrutáramos de la misma participación en el poder que los varones, este mundo se volcaría en el cuidado de los débiles y en el amor a los vecinos.

9 comentarios:

ace76 dijo...

Hmmm, estoy pensando si la última frase es de una fina ironía o va en serio...

Jose dijo...

si, y se acabarian las desigualdades sociales y economicas y todo seria mucho mas justo, y los pajaritos trinarian en nuestras ventanas despertandonos por las mañanas con una sonrisa , asomandonos a lass ventanas y respirando un aire limpio e impoluto!.

Y todo porque las mujeres pueden participar en la yihad!

my blue eye dijo...

Exacto. ¡Hay que ver lo que avanza el mundo!

Klimmt dijo...

Y ahora resulta que como mi glandula pineal tiende ligeramente hacia la derecha, mi "mente" es mas femenina, y a las mujeres que le pasa lo contrario son mas "masculinas".

Sabeis que os digo: que me dejen como estoy. Me gusta ser asi de desviado y no envidio para nada a los heterosexuales.

Todos iguales con nuestras diferencias. Viva la diferencia ¡¡¡
Viva la igualdad ¡¡¡

MadRod, ErRó dijo...

Ni iguales, ni mejores, ni peores. Afortunadamente, diferentes.
También es cierto que si no hubiera hombres y mujeres todo sí que sería mucho más fácil; pero como todo lo fácil, sumamente aburrido.

hombrepez dijo...

si los hombres somos tan diferentes unnos de otros y las mujeres igual..¿como vamos a ser iguales los hombres y las mujeres?

irichc dijo...

Si las mujeres estuviesen dotadas para tomar las riendas de la política, no sería preciso que se tomaran la molestia de convencernos de su derecho, que ya les habría sido reconocido tiempo ha. Deducir, por otro lado, que el hombre debe su supremacía histórica a la mayor fuerza muscular y agresividad es una estupidez propia de quien íntimamente cree que las fieras habrían de gobernarnos.

my blue eye dijo...

No se equivoque, las fieras ya nos gobiernan a todos, unas veces mejor que otras.

Sobre lo demás: me da la impresión de que ignora o menosprecia el arte del convencimiento. Las mujeres pueden ser tan crueles como los varones, y de eso llevan años convenciéndonos, como los varones.

Nootka dijo...

oooooooooooo
que raro que por una vez pensemos igual!!!
las mujeres están dotadísimas para tomar las riendas de la política, de la sociedad y de todo lo que haga falta. La sociedad tradicionalmente se ha organizado con un reparto de tareas entre géneros, pero no significa que las mujeres no estén dotadas...
es sábado fui al monasterio de las huelgas, nos contaron que la abadesa poseía tremendo poder (judicial, tributario...), no tenía que responder ni ante el obispo, ni ante el rey, tan sólo el papa estaba por encima de ella. Eso es un poco matriarcado, no?