miércoles, 2 de enero de 2008

Un rufián y una putilla

Benazir Bhutto, antigua presidenta y antigua primera ministra de Pakistán, ha muerto en un atentado hace sólo unos días. Pakistán es un hervidero, diremos como explicación. El año 2008 empieza sin novedades. Se amañan unas elecciones y, como resultado, mueren treinta mujeres y niños en la quema de una iglesia. Parece inconsecuente, pero la palabra "disturbios" debe de significar un contenido tan amplio que va desde la protesta política hasta el asesinato masivo e indiscriminado. Parece inconsecuente, pero nos suena, como nos suenan el hervidero y el disturbio.

Uno de mis profesores - el mejor, quizá - me recomendó no hace mucho una pintura de Max Beckmann. Lo he buscado en la web para ustedes y para mí. El prestigioso profesor añadió que en esa pintura se reconocía exactamente a los padres de la humanidad: un rufián y una putilla. Ustedes dirán (y no me vale que prefieran ser optimistas).

8 comentarios:

di blasino dijo...

Me asomaba para desear un buen año y me encuentro con esta entrada y tan malos augurios.

Pero si lo miramos bien, creo que la putilla y el rufián son los padres de la vida, no sólo de los humanos. Seguro que en nuestro caso es más imperdonable que sigamos siendo fieles a nuestros ancestros, pero sostengo que ahora mismo habitan la Tierra más no-rufianes y no-putillas que en momento anterior alguno.

Por todo y pese a todo, feliz año.

Sursum corda! dijo...

¡Qué pesimista tu profesor!

Los actos humanos pueden ser miserables pero también maravillosos.

Vemos muchas veces actos de heroísmo en los que una persona arriesga su vida por otras, o simples muestras de cariño.

Es problema es que nosotros llevamos dentro al ángel y al rufián y la putilla y se trata de qué es lo que sale en cada momento.

Un saludo.

Irene dijo...

Será un tópico, pero en el fondo siempre supimos que un optimista es un pesimista mal informado. Nada nuevo bajo el sol (salvo el año, y eso suponiendo que no nos hayamos atragantado con las uvas y hayamos llegado a verlo).

Besitos anyway.

Klimmt dijo...

Es dificil seguir creyendo en la humanidad si miramos hacia Sudan, Chad, Kenia, Pakistan.
A todos esos paises en los que las mujeres siguen siendo denostadas por tener eso entre las piernas (quien lo tienen) , porque en muchos paises se sigue practicando la ablacion de clitoris.

Pero que nos queda? Hay que luchar porque la humanidad siga siendo eso "humana" y menos salvaje.
Luchar desde la cercanía. Hablando claro a la gente. Frente alta.... Y que miren ¡¡¡

MadRod, ErRó dijo...

No es una novedad, ¿no? Hasta las sagradas escrituras nos dicen que nuestros primeros padres eran una putilla (Eva, la lasciva serpienteadicta) y Adán (el calzonazos guloso que prefirió una manzana de una putilla antes que una eternidad en el paraíso...)
Pero tranquila, no creo que todo ésto tarde mucho en cambiar. En cuanto puedan controlarnos en plan "Minority report". Y seguro que para éso queda poco...

Øttinger dijo...

En Kenia o Pakistán no hay cambio de año, ni han oído hablar nunca de ese propósito de enmienda que se hace tras comer las uvas, ni creen que deben ponerse la ropa interior roja para que les traiga suerte el paso del 31 al 1... todo sigue igual porque nunca hubo intención de cambio alguna. Ni se les sugiere ni se les permite.

Juliiiii dijo...

Por desgracia, los procesos humanizadores suelen tardar bastante en producirse. Pero en algún momento algo más que rufianes se apoderarán del mando y entonces no se producirán tantas bestialidades.

Un besitoooooo

Nootka dijo...

¿y un putillo y una rufiana? es que yo conozco a varios que van por ese camino... los putillos quiero decir.
Y de rufianas ni te cuento.
Es sí, engreídos: rufianas soberbias y putillos engreídos. Esa es mi meta este año: ser, al mismo tiempo, una rufiana soberbia y una putilla engreida. ¡Qué guay!