miércoles, 10 de diciembre de 2008

Stalin, el pacificador

Los rusos ya piensan lo mismo que una parte de la izquierda española.

En el artículo dicen que los historiadores no saben hacerse entender por la gente normal. Les remito a la grandiosa obra de Alan Bullock - un historiador, y foráneo además - sobre Hitler y Stalin: vidas paralelas con objeto de comprender cuál es nuestro grado de normalidad.
Y eso que no somos rusos.

4 comentarios:

ace76 dijo...

Bueno, también lo hacen algunos historiadores españoles con Franco. O podemos recordar también la que se montó con respecto al Che y el editorial aquel de El País... Seguramente aun tendrá que pasar más tiempo hasta que se pierda el apasionamiento y queden sólos los "hechos". Quizás un par de siglos sean suficientes...

my blue eye dijo...

Pero "es normal" que lo hagan con Franco, ¿no? Al fin y al cabo, el problema está en identificar el totalitarismo de "izquierdas", progresista y basado en ideas de Justicia, como tal. En efecto, lo del Che es un gran ejemplo de ese problema que sigue afectando a escritores como Suso de Toro, tan afecto a nuestro presidente...

La tesis de que "la izquierda es mejor" sólo puede basarse en una cosa: en la auto-crítica y en el reconocimiento de los crímenes, tanto de unos como de otros.

Teddy Earley dijo...

Diría que cualquier honesta aproximación a la realidad se entiende perfectamente. Así que discrepo del ministro: no creo que las desviaciones históricas sean un problema de entendederas. El problema estriba en lo seductor que resultan los mitos: una construcción humana hecha a la exacta medida de nuestros deseos.

Jose dijo...

Nominada a un meme que te va a gustar, eh!!! :)