martes, 4 de diciembre de 2007

Casos criminales para el espectador

En Médium, Patricia Arquette interpreta a una mujer con poderes para ver a los muertos que trabaja a sueldo de la fiscalía de Phoenix. En un episodio del final de la temporada, Patricia se cuela en la escena de un crimen y recoge una prueba fundamental para resolver un asesinato; ella misma se la entrega al nuevo fiscal del distrito (un trepa) en una reunión con la policía. La mujer loca realmente habla con los muertos.

En CSI, sin embargo, nos enseñan que son las pruebas, tratadas científicamente, y no las personas las que resuelven los casos. Los servicios de Patricia no se necesitan; es más, si la vieran irrumpir así en la escena del crimen, los de la Policía Científica mirarían con la ceja levantada a Patricia, con una especie de desesperación ante la estupidez de la especie; e inmediatamente demostrarían su culpabilidad o la mandarían al manicomio.

Por el contrario, los de Ley y orden no realizan su trabajo con una médium como Patricia pero tampoco poseen brillantes instrumentos para interpretar científicamente las pruebas y resolver los asesinatos. Son ellos, los policías y los abogados, los que se luchan los casos; primero cogen a uno, pero ese no es; luego cogen a otro, dudan, discuten, se equivocan, tienen razón. Si apareciera Patricia por allí, sería un personaje de tercera o directamente pasaría a ser sospechosa del crimen; si apareciera uno de la Policía Científica, se le miraría con perplejidad, incluso con desprecio, de lo puro antipático.

Y ustedes ¿con qué se quedan?

14 comentarios:

boomer dijo...

Nunca había visto el tema de las series de TV de crímenes y policías desde ese punto de vista, comparándolas y tal (y ya me vale :P). Partiendo de que no soy fan de ninguna de las tres, aunque veo CSI cuando no hay nada mejor, creo que el planteamiento de Ley y Orden es el más honesto o, al menos, el que más se ajusta a la realidad, porque dudo que la policía (al menos la española) disponga normalmente de los medios técnico-científicos que se ven en CSI, y mucho menos de mentes preclaras como la de Patricia Arquette... Así que lo mejor es intentarlo, buscar pruebas, y equivocarse, para finalmente acertar... o no.

PD: ya ves que o me paso semanas sin comentarte, o te dejo dos parrafadas en dos posts seguidos en cinco minutos. Soy así.

Jose dijo...

Ninguno de los tres se ajusta mucho a la realidad, quizás "Desaparecida"... pero vamos, es ficción no docudrama. Y en eso creo que las tres funcionan perfectamente. Adoro "Medium" y su medium casera... la cotidaneidad y la sencillez de la serie y de las tramas... y esa gran Patricia Arquette. de CSI Las Vegas adoro su construcción, creo que es magnifica desde el punto de vista dramático, sobre todo añadiendo gotas de dramas personales poco a poco... Cosa que en CSI Miami (quizás en mi caso al poco carisma de David Caruso) no ocurre. CSI New York se queda en medio.

Ley y Orden me parece tipica y pelin tópica pero hecha con la soltura y eficiencia americana.

ace76 dijo...

Je, pues no he visto nunca ningún capítulo de ninguna de las tres, así que me quedo con tu interesante reflexión, pero sin poder opinar.

MadRod, ErRó dijo...

Pues yo me quedo con el poli que acompaña a Patricia Arquette en Medium, porque ESTÁ COMO UN PUÑETERO QUESO DE TETILLAAAAAAA!!!!!
Arf, arf, qué malo me pongo, por diosa...

Klimmt dijo...

Me gusta Medium. Intento no perdermelo cada domingo. Me gusta todo lo que tenga que ver con lo incomprensible, con lo razonable, lo fuera de lo común. Cada capítulo nos ofrece algo nuevo. Aunque es verdad que Patri puede ver a los muertos, cada domingo es diferente, y el desenlace es algo sorpresivo.
Antes era forofo de CSI Las Vegas. Miami y NYC no me enganchan

Nootka dijo...

Ahorita que tengo tele, corazón, voy a poder dejarte recaditos en tus entradas televisivas. He de decir que no he visto ninguna de esas series, pero lo que yo opino es que es ficción y todo vale. Y que la magia existe, y que la ciencia tampoco es la panacea y que me tengo que leer la historia de la filosofía en un folio, y dejarte en recadito, decir por ejemplo, que como es Platón de ideal, y Heidegger de biperino.
Muchos besos corasón de melón.

MadRod, ErRó dijo...

Por cierto, ¿alguien recuerda que esta ama de casa teñida y ojerosa antes era una Barbie? Pa que luego digan que en Jolivud todo es botox y silicona y liposucción, oyes. Cómo me gusta esta muchacha!
Y por cierto, el hermano (el policía de Scream, el pirado que estaba loco por la hermana gemela de Phoebe en Friends y que terminó casándose en la vida real con Courtney Cox), aunque no es guapo-guapo, me parece un encanto de tío... Qué pena que el hermano gay sea el otro, jo, que es más fea que hecho aposta.

boomer dijo...

oh, sí, David Arquette!

super mono en su papel de Dwight Rilley en Scream... tontísimo y entrañable... ya no se hacen personajes así en el género :(

my blue eye dijo...

Estas tres series representan modos de enfrentarse al crimen, que es una violación del orden social. Son modos de la autoconciencia (en este caso americana, pero probablemente universal). Médium se sale del orden de lo natural, pero a la vez representa la fragilidad del visionario, una figura rechazada socialmente (sin embargo, más del 70% de los americanos creen en los ángeles; lo cual sin duda aumenta la popularidad de alguien como Patricia, incluso facilita que se haga una serie tan buena sobre ella). El crimen lo resuelve una figura sobrenatural, que habla con los muertos, una persona que a los demás nos inspira o miedo o incredulidad. CSI manifiesta una creencia sobrehumana en la ciencia: los profesionales científicos interpretan las pruebas, las pruebas (todos esos aparatos con láser, esos líquidos fluorescentes, etc.) nos dicen la verdad. Es la gente la que la pifia, y una figura como Patricia podría pifiarla si entrara en la escena: son figuras incompatibles, los aparatitos con láser y la mente visionaria de Patricia. Incluso en CSI se demuestra un interés espectacular por el brillo de los instrumentos, quedando los personajes muy atrás (el caso de Grissom en CSI Las Vegas es excepcional, pero no es suficientemente relevante). En CSI los personajes no tienen vida propia, pero no como en otras series criminales: simplemente no la tienen porque se dedican en cuerpo y alma a la ciencia, que corrobora lo moral; las pruebas deciden quién es culpable, quién ha violado las reglas. Ley y orden tiene efectivamente un planteamiendo convencional: los policías y los abogados no cuentan con los deslumbrantes instrumentos de la policía científica, son cutres y persiguen al criminal con sus fuerzas morales e intelectuales (en algunos casos limitadas). Pero en ellos depositamos nuestra confianza, al fin y al cabo: como mucho, les ayudan las huellas dactilares, los ordenadores con archivos ("nunca te fíes de un ex-convicto"), las pruebas de ADN, los testigos vivos que acuden a las ruedas de reconocimiento.

En fin, tres modos de enfrentarse a esa violación que nos fascina y nos entretiene: el crimen. Como series dramáticas, las tres funcionan: Médium es seguramente la mejor, los casos son truculentos y se combinan con la vida sencilla y reconocible de Patricia, una excelente actriz. CSI se limita a entretener, pero cansa (en mi caso, tiene la virtud de provocarme un sueño irreparable a mitad de capítulo). Ley y orden cumple con todos los requisitos del entretenimiento y la moralidad pública: hay dilemas, conflictos éticos, conflictos entre la policía y el derecho (sin embargo, debemos confiar en ambos), y también tiene excelentes interpretaciones (Mariska Hargitay, Annabella Sciorra, Sam Waterson), aunque los casos pecan a veces de repetitivos.

Pero, en último término, no podemos fiarnos de ninguna de las tres: son ficción, y el crimen se nos escapa. ¿O sí podemos fiarnos?

my blue eye dijo...

David Arquette es muy mono, como todos los Arquette, pero hay una característica familiar que comparten y que siempre ha llamado mi atención: ese deje, cómo decirlo, de cierto retraso mental. ¡Lo bien que se les da hacer de tontainas! En esto Patricia Arquette es la reina, claro está: ¡qué gran actriz!, la mejor del grupo.

Y sí, Rod, el personaje del poli está bueno. Pero yo prefiero al marido, por dios, ese hombre es ideal, es lo mejor que ha pasado por marido. Así cualquiera querría casarse, jejeje.

Di Blasino dijo...

Ley y Orden no la he visto, así que no soy de fiar. Sólo diré que recuerdo bien cómo Patricia Arquette me sedujo en "Amor a quemarropa". Y recuerdo bien que Antonio adoraba a Rosanna Arquette por su parecido con aquella belga de la que se enamoró. Así que los Arquette son como de la familia y me quedaría con Patricia por los viejos tiempos.
Pero me debo a la ciencia. Así que me quedaría con un C.S.I. reformado: con suficientes dosis de error, incertidumbre y psicología, que los personajes parecen triunfadores de "Saber y ganar". Y Grissom, por supuesto, que Horatio es estomagante.
Echo de menos a Colombo y ahora que lo pienso, no soporto ya las series policiacas.

MadRod, ErRó dijo...

¿Por qué no han cambiado a Horatio, si todo el mundo le detesta?
Y el marido de Medium tiene su aquel porque no todo el mundo soporta lo que este hombre. Pero hija, qué quieres que te diga. Ese poli también debe soportar lo suyo... Ayns!

Jose dijo...

Los Arquette, que son todos actores, desde el abuelo, Cliff Arquette, su padre: Lewis Arquete y cinco hijos, todos actores: Rosanna, Patricia (la mejor), David, Alexis y Richmond (el mas desconocido). Ver foto en:
http://i.imdb.com/Photos/Events/4722/AlexisArqu_Grani_8580118_400.jpg

En primer plano, si, es Alexis.

Adoro a ellas. Rosanna es una gran actriz con mala suerte (dicen que ahora está con Paul McCartney), Patricia me parece una de las grandes (ha estado casada con Nicolas Cage, y ahora está con Thomas Jane).

David me hace gracia (un gran capitulo el suyo en Friends) y está con Courtney Cox, y hay ya una criatura Coco Arquette que igual sale tambien de la profesion.

Alexis es travesti, homosexual y sobre todo mal actor (no parece un Arquette).

Richmond casi no lo conozco.

ay...

Y a mi me gustan mucho algunos actores de CSI Las Vegas, sobre todo ellas: Marg Helgenberger y sobre todo Jorja Fox.

Mariska Hargitay, la hija de Jayne Mansfield y el mister universo Micky Hargitay (que en una peli interpretó Arnold Schwartzeneger)... ains... quien le iba a decir a Jayne que su hija iba a resultar tan buena actriz... y eso que empezó (la recuerdo) como una novia pedorra de Lorenzo Lamas en Falcon Crest.


Y yo en cuanto a series de polis me quedo con Cancion Triste de Hill Street, Policias de NY e incluso Corrupción en Miami (que estaba impresionantemente rodada)

Spread your wings dijo...

Definitivamente, tengo que ver más la tele, porque no puedo opinar mucho de ninguna de las series de las que hablais:Medium la he visto 2 veces, y me gustó mucho, Ley y Orden nunca la he visto, y CSI, he visto la de Las vegas algunas veces, porque a mi mi madre me encanta, y me entretiene.
David Aruqtte es mono, sí :-)
De Canción Triste de Hill Street me acuerdo mucho, no sé porqué,de la música, y de la chica prota,y tengo imágenes sueltas de algún episodio, también recuerdo que, mientras la ponía, mi madre casi ni respiraba, jejeje.