viernes, 6 de julio de 2007

Dispersión

Agradezco los comentarios de la entrada anterior. Estoy de resaca tras la juerga y la celebración, resaca que se expresa en forma de resfriado con dolor de garganta y toses varias. Muy desagradable. Y, además, con encefalograma plano.

Una vez completado el proceso de disolución de Hannah Arendt (que acompañaba al mío propio, en tanto en cuanto "doctoranda"), comienzo el estudio alegremente disperso del liberalismo, el socialismo, las Luces y demás asuntos generales. Como ya les/os dije, me pongo enseguida con el tema Hayek vs. Polanyi, que ando sazonando con la relectura de Locke y Rousseau, mientras me preparo psicológicamente para una nueva tanda de clases sobre Mill, que espero que no vayan acompañadas del habitual ataque de pánico-Parkinson frente a los jóvenes e inocentes estudiantes.

Uno de mis proyectos más entusiasmantes en entrar cual elefante loco en Hume. Ya les/os contaré sobre esto.

El verano ya llegó. Que viva la noche, viva el amor (viva la tos).

3 comentarios:

booMer dijo...

siiiiiiii

no quiero q me tosas encima, así q mejórate petarda :P

Di Blasino dijo...

¿Ya mejor?

Nootka dijo...

ay, ay, y todos esos hombres y mujeres ilustres se maravillaban de tu sapiencia. Qué orgullosa me sentía de tí... jeje, y aún hoy se me escapa alguna lagrimita al recordarlo. Ya lo sabes, filósofa, que te quiero mucho.;)